miércoles, 15 de febrero de 2017

MENSAJE DE LA RECTORA

Comenzamos un nuevo año escolar, de quehacer compartido en el que cada uno tendrá una parte de responsabilidad, para ir  así  desarrollando la diaria tarea de enseñar y aprender. Tarea que a veces se hace ardua, dura, dispendiosa,  pero que conlleva la gran aventura del conocimiento, de la disciplina. Y digo conocimiento no sólo para los alumnos sino también para nosotros docentes, que cumplimos con la exigencia de superarnos día a día, de disciplina porque es un gran reto romper paradigmas, superar obstáculos del diario vivir.

El presente año nos enfrenta con la expectativa de incorporar nuevas metas, iniciamos otra etapa, otros procesos, las que serán facilita doras del aprendizaje, pero que también representan un reto para nosotros. Y un reto también para los escolares, que deberán organizar e incorporar hábitos y rutinas de estudio que lo lleve a las exigencias de un mundo globalizado. Y una gran responsabilidad para los padres de sintonizarse en un lenguaje de superación e independencia de sus acudidos.

La escuela los está recibiendo con fuerzas renovadas, las aulas los esperan para brindarles el espacio que les permita relacionarse con sus compañeros, con sus docentes, con la curiosidad de saber qué materias deberán estudiar en este nuevo año, sobre todo aquellos  alumnos que cambian de ciclo o que llegan nuevos al colegio.

A todos les damos la bienvenida con los brazos abiertos: trabajaremos juntos, abriremos puertas para ampliar su mundo y convertirse así en personas pensantes, activas, transformadoras de su medio allí donde les toque desenvolverse.
Los invito ahora a pasar a asumir los nuevos retos. Recuerden que contamos con su entusiasmo, con su fuerza, su colaboración, y con el acompañamiento a los docentes para que todos los niños, niñas y adolescentes sean ganadores de esta nueva etapa.

Muchas gracias por asistir a la reunión de padres de familia y demostrar con ella el compromiso con sus acudidos.

Y quiero dejar esta reflexión para todos.

ALCIRA DURAN 
Rectora 
EL VUELO DE LOS GANSOS

La próxima temporada, cuando veas los gansos emigrar dirigiéndose hacia un lugar más cálido para pasar el invierno, fíjate y verás que vuelan en forma de “V”.
¿Sabes por qué lo hacen de esta forma?
Porque al batir sus alas, cada ave produce una corriente en el aire que ayuda al que va detrás de él. Volando en V, la bandada de gansos aumenta por lo menos un 71% más su capacidad de vuelo, en comparación con uno que vuela solo.
Las personas que comparten un proyecto en común y tienen sentido de comunidad, pueden llegar a cumplir sus objetivos más fácil y rápidamente apoyándose entre sí.
 
Cada vez que un ganso sale de la formación, siente inmediatamente la resistencia del aire y se da cuenta de la dificultad de hacerlo solo. Por supuesto, rápidamente vuelve a la formación para beneficiarse del compañero que va adelante.                        
Si nos unimos y nos mantenemos juntos a los que van en nuestra misma dirección, el esfuerzo será menor. Todo será más sencillo y alcanzar las metas y objetivos, será más placentero.
Cuando el líder de los gansos se cansa, permite que otro tome su lugar y él se retrase a un lugar más cómodo.
Nosotros, hombres y mujeres, obtendremos mejores resultados si nos apoyamos en los momentos duros, si nos respetamos y compartimos los problemas y los trabajos más difíciles.
Los gansos que van en la parte de atrás graznan para alentar a los que van adelante a mantener la velocidad.
Una palabra de aliento a tiempo, ayuda, da fuerza, motiva y produce mejores resultados.
Finalmente, cuando un ganso se enferma o cae herido por un disparo, los dos gansos más cercanos salen de la formación y lo acompañan para apoyarlo y protegerlo. 
                                
Muchas veces decimos ¡No seas ganso!, pero si somos realistas y un poco humildes…    
¡Cuánto podríamos aprender de estas aves!



1 comentario:

Martha Luz Naranjo Rodriguez dijo...

Lindo mensaje, excelente reflexion, gracias señora Directora por su labor y dedicacion para nuestros peques
Att. Martha Naranjo